Pinturas de la cueva de Altamira, Cantabria

Autor/a: Onésimo Ortega León

Cronología: 13000-12000 a.C.

Descripción: Pinturas de la cueva de Altamira, Cantabria

Técnica: tallado

Sala: Sala nacional

Material: madera pino

Dimensiones:
  • Ancho: 71 CENTÍMETROS
  • Largo: 179 CENTÍMETROS

Observaciones: La maqueta en la que se representan las pinturas de la Cueva de Altamira se ha colocado sobre un plano inclinado en una de las paredes de la Sala de Monumentos Nacionales. Se trata de una talla en madera de pino policromada, en la que se reproduce el conjunto original del techo de la sala principal, conocida como: la Capilla Sixtina del arte Paleolítico. La maqueta muestra veinte figuras completas de animales junto a otras fragmentarias o con animales superpuestos unos a otros, coloreadas en su mayoría en tonos grises, marrones y rojizos. Para representar estos animales se ha empleado una textura lisa que permite al usuario diferenciarlos de la superficie rugosa de las paredes de la cueva. Entre otros, se pueden encontrar jabalíes, ciervos, ñus, caballos y bisontes. En la composición destaca la representación de una yegua preñada, la sensación de velocidad que transmite el jabalí que ha sido pintado con ocho patas, así como la presencia de armas arrojadizas y figuras antropomorfas , estas últimas algo posteriores a las figuras de animales. La pieza está tallada con un relieve acusado para facilitar la exploración táctil, lo que no sería posible en la cueva, ya que la pintura cuenta sólo con dos planos. Por consiguiente, se trata de una adaptación de una especialidad artística como es la pintura que por sus características no resulta accesible a una persona ciega.

Catálogo: Catálogo permanente


Volver a la lista de obras y buscador